Catalunya XIII: Klaseko independentzia

Catalunyako arazo nazionalaz eta sozialismoaren aldeko borrokaz atera dugun dokumentuaren XIII. atala.

 

Lenin eta boltxebikeek zapalkuntza nazionalaren aurka borrokatzen zuten eta, aldi berean, langile klasearen batasun handienaren alde. Leninek behin eta berriro defendatzen zuen beharrezkoa zela nazio zapalduetako eta nazio zapaltzaileko langile klaseak batera borrokatzea. Bere esanetan, nazio ezberdinetako langileek ez zituzten helburu ezberdinak eta helburua langile klasearen borroka batasuna salbatzea eta burgesiaren influentzia guztiak desegitea zen.

Auzi nazionalarekiko Leninen eta marxismoaren posizioa langile klasean eta erdi-mailako kapa pobretuenengan pentsatuta eginda dago. Edozein zapalkuntza nazionalen aurka posizionatzen den bitartean, marxismoak ez die kontzesiorik egiten nazio zapalduko burgesiaren eskaera "praktikoei". Burgesia honek, bere intereserako soilik erabiltzen ditu herritarren sentimendu demokratikoak. Zapalkuntza nazionalaren aurka borrokatzeari bai, baina Leninen zioen bezala "por cuanto la burguesía de la nación oprimida está a favor de su nacionalismo burgués, nosotros estamos en contra. ¡Lucha contra los privilegios y violencias de la nación opresora y ninguna tolerancia con el afán de privilegios de la nación oprimida! (…) En el problema nacional, toda burguesía desea o privilegios para su nación o ventajas exclusivas para ésta; precisamente eso es lo que se llama ser ‘práctico’. El proletariado está en contra de toda clase de privilegios, en contra de todo exclusivismo. Exigirle ‘practicismo’ significa ir a remolque de la burguesía, caer en el oportunismo”.

Marx, Engels eta Leninek beti azpimarratu zuten langile klaseak burgesiarekiko erabateko independentzia politikoa izatearen beharra, bai nazio zapaltzaileko burgesiarekiko eta baita nazio zapalduko burgesiarekiko. Horrela azaldu zuen Leninek bere funtsezko testuetako batean (El derecho de las naciones a la autodeterminación): “Los intereses de la clase obrera y de su lucha contra el capitalismo exigen una completa solidaridad y la más estrecha unión de los obreros de todas las naciones, exigen que se rechace la política nacionalista de la burguesía de cualquier nación. Por ello sería apartarse de las tareas de la política proletaria y someter a los obreros a la política de la burguesía, tanto el que los socialdemócratas se pusieran a negar el derecho a la autodeterminación, es decir, el derecho de las naciones oprimidas a separarse, como el que se pusieran a apoyar todas las reivindicaciones nacionales de la burguesía de las naciones oprimidas. Al obrero asalariado tanto le da que su principal explotador sea la burguesía rusa más que la alógena, como la burguesía polaca más que la hebrea, etc. Al obrero asalariado que haya adquirido conciencia de los intereses de su clase le son indiferentes tanto los privilegios estatales de los capitalistas rusos como las promesas de los capitalistas polacos o ucranianos de instaurar el paraíso en la tierra cuando ellos gocen de privilegios estatales. El desarrollo del capitalismo prosigue y proseguirá, de uno u otro modo, tanto en un Estado heterogéneo unido como en Estados nacionales separados”.

Informazio gehigarria